Dios

Fortaleza en momentos de debilidad

Mi princesa bellaExisten muchas veces en las que nos encontramos atravesando momentos difíciles de nuestra vida y no sabemos que hacer y empezamos a buscar culpables para sentirnos víctimas de las circunstancias pero no nos damos cuenta que la vida es asi con sufrimientos y alegrías o sino ya no seria vida, seria el cielo. Es decir deberíamos morir y estar sometidos a un juicio por nuestras buenas y malas obras. El siguiente es un texto que me llego a través de una mail o correo electrónico y lo quería compartir con aquellas personas que estan sufriendo por problemas sencillos y graves, no se cual será el autor o de otra forma lo citaría para no meterme en problemas, sin embargo me parecio muy interesante todo lo que dice. La fortaleza que tenemos en nuestros momentos de debilidad, cuando el mundo se nos viene encima , cuando ya estamos cansados de vivir la vida, cuando creemos que estamos perdidos, cuando perdemos a alguien a quien tanto amamos y nos sentimos solos, cuando las cosas no salen como queríamos... esa fortaleza que nos da aliento a seguir adelante en la vida viene propiamente de Dios, quien nos ampara en nuestros momentos más difíciles. Cuando pedimos a Él fortaleza nos contesta de diferentes maneras, a veces de las más extrañas, el secreto es pedir con amor y teniendo la fe y la certeza de que las cosas pasan por una causa ya planeada por nuestro Dios. Teniendo la fe de que Dios nos da las cosas en "Su tiempo" y no en el que nosotros las queremos, que nos da dolor para aprender y sentir más amor por las personas y los detalles de la vida, que cuando perdemos a alguien es un ciclo de vida y que no es una pérdida eterna sino temporal. Creer en Dios es a veces cerrar tus ojos y sentir Su presencia en tu vida, sentir Su aliento para que cuando estes cansado(a) puedas seguir por el sendero que Dios nos ha planeado, es sentir Sus manos apoyadas en tu cabeza diciéndote que todo va a estar bien cuando nos sentimos perdidos, es creer que cuando nos sentimos solos y desconsolados Él nos abraza, que cuando las cosas no salen como queríamos no es por que Dios sea malo, o porque no nos quiera, sino porque muchas veces lo que pedimos no nos conviene y Dios nunca nos daría algo que  eventualmente nos lastimara, o nos hiciera perdernos en esta vida. La fortaleza de Dios es como andar en un hermoso corcel, y nosotros somos los jinetes, cuando estamos cansados nuestro corcel nos levanta y nos lleva en su lomo. Dios es nuestro escudo en nuestras batallas, es quien nos protege de todo mal, es nuestra espada con la cual debemos pelear la batalla diaria que nos lleve más a Su presencia, alejándonos de las cosas vanas y materiales. Recuerda que cuando crees que eres débil, entonces eres más fuerte porque en nuestra debilidad se manifiesta la grandeza de Dios. LA PAZ -- Espero esta lectura le sirva a mas de una persona que piensa que el mundo se le viene encima porque las cosas no salieron como queriamos, el tiempo te dirá de lo que te preservo Dios. Saludos.

Secciones: 

Nadie es perfecto...

Asombro¡Nadie te ha ofendido! Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tu esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman. Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo... Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie. Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma. El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las 'ofensas'. Cuando nacemos, somos auténticos. Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la sociedad y televisión nos enseñan. Y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y como deben de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad. También, las personas son criaturas de inventario. A lo largo de su vida, coleccionan experiencias: padres, amigos, parejas, etc. y las almacenan en su inventario interior. Las experiencias negativas dejan una huella más profunda en nosotros que las positivas. Y cuando una persona es maltratada por alguien, deja esa experiencia en su 'inventario'. Cuando conoce a alguien, tiene miedo. Y trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que la que la hirió. Saca una experiencia de su inventario negativo. Se pone los lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida, con esos lentes. ¿Resultado? Se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas. Y el inventario negativo sigue creciendo. En realidad lo que hace es que te estorba. No te deja ser feliz. Y a medida que se avanza en años, se es menos feliz. Es porque el inventario negativo aumenta año con año. ¿Has visto a las personas de edad avanzada y a los matrimonios con muchos años? Su inventario es tan grande, que parece que la negatividad es su vida. Una y otra vez sacan experiencias de su inventario negativo ante cualquier circunstancia. Una de las mayores fuentes de ofensas, es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que debe hacer y te dice 'no', creas resentimientos por partida doble. Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser! nadie te pertenece. Ni la naturaleza, ni tus padres, ni tus hijos, tus amigos o parejas te pertenecen. Es como el fulgor de las aguas o el aire. No los puedes comprar. No los puedes separar. No son tuyos. Solo los puedes disfrutar como parte de la naturaleza. El cauce de un río no lo puedes atrapar. Solo puedes meter las manos, sentir el correr de las aguas entre ellas, y dejarlo seguir. Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas,disfrútalas y déjalas ir.

Entonces ¿Cómo puedo perdonar?

  1. Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Estas ideas son producto de una máscara social, que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.
  2. Deja a las personas ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.
  3. Nadie te pertenece. Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.
  4. Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes obscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.
  5. La perfección no existe. Ni el padre, ni los amigos, ni la pareja son perfectos. Es un concepto creado por la mente humana que a un nivel intelectual puedes comprender, pero en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario. Un bosque perfecto serían puros árboles, Sol, no bichos... ¿existe? No. Para un pez, el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿existe? No. Solo a un nivel intelectual. . En la realidad JAMAS VA A EXISTIR. Naturalmente, al pez solo le queda disfrutar de la realidad. Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres o no piensan como tú. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.
  6. Intoxícate con la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.
  7. Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de porque lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.
  8. A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.
  9. Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descárgate (no confundir con desquítate) con alguien para dejar fluir el dolor. Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de conciencia en tu interior. Aprende con honestidad los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida.

DISFRUTA HOY Y AHORA

Secciones: 

Nadie es perfecto...

Asombro¡Nadie te ha ofendido! Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tu esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman. Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo... Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie. Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma. El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las 'ofensas'. Cuando nacemos, somos auténticos. Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la sociedad y televisión nos enseñan. Y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y como deben de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad. También, las personas son criaturas de inventario. A lo largo de su vida, coleccionan experiencias: padres, amigos, parejas, etc. y las almacenan en su inventario interior. Las experiencias negativas dejan una huella más profunda en nosotros que las positivas. Y cuando una persona es maltratada por alguien, deja esa experiencia en su 'inventario'. Cuando conoce a alguien, tiene miedo. Y trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que la que la hirió. Saca una experiencia de su inventario negativo. Se pone los lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida, con esos lentes. ¿Resultado? Se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas. Y el inventario negativo sigue creciendo. En realidad lo que hace es que te estorba. No te deja ser feliz. Y a medida que se avanza en años, se es menos feliz. Es porque el inventario negativo aumenta año con año. ¿Has visto a las personas de edad avanzada y a los matrimonios con muchos años? Su inventario es tan grande, que parece que la negatividad es su vida. Una y otra vez sacan experiencias de su inventario negativo ante cualquier circunstancia. Una de las mayores fuentes de ofensas, es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que debe hacer y te dice 'no', creas resentimientos por partida doble. Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser! nadie te pertenece. Ni la naturaleza, ni tus padres, ni tus hijos, tus amigos o parejas te pertenecen. Es como el fulgor de las aguas o el aire. No los puedes comprar. No los puedes separar. No son tuyos. Solo los puedes disfrutar como parte de la naturaleza. El cauce de un río no lo puedes atrapar. Solo puedes meter las manos, sentir el correr de las aguas entre ellas, y dejarlo seguir. Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas,disfrútalas y déjalas ir.

Entonces ¿Cómo puedo perdonar?

  1. Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Estas ideas son producto de una máscara social, que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.
  2. Deja a las personas ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.
  3. Nadie te pertenece. Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.
  4. Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes obscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.
  5. La perfección no existe. Ni el padre, ni los amigos, ni la pareja son perfectos. Es un concepto creado por la mente humana que a un nivel intelectual puedes comprender, pero en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario. Un bosque perfecto serían puros árboles, Sol, no bichos... ¿existe? No. Para un pez, el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿existe? No. Solo a un nivel intelectual. . En la realidad JAMAS VA A EXISTIR. Naturalmente, al pez solo le queda disfrutar de la realidad. Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres o no piensan como tú. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.
  6. Intoxícate con la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.
  7. Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de porque lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.
  8. A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.
  9. Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descárgate (no confundir con desquítate) con alguien para dejar fluir el dolor. Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de conciencia en tu interior. Aprende con honestidad los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida.

DISFRUTA HOY Y AHORA

Secciones: 

Leer la Biblia

Este post va enfocado a rescatar nuestro fé en Dios y a encontrar muchas respuestas en el manual de vida que nos ha dado el Padre.. la biblia. El siguiente escrito va de una presentación que llego a mi correo y la quiero compartir con todos y dice:
Cuando dices: Dios te dice Cita bíblica
Es imposible... Todo es posible (Lucas 18:27)
Me siento muy solo... No te dejaré, ni te desampararé (Hebreos 13:5)
Yo no lo puedo hacer... Todo lo puedes hacer (Filipenses 4:13)
No merezco perdón... Yo te perdono (1° Juan 1:9 – Romanos 8:1)
Tengo miedo... No temas, que yo estoy contigo (Isaías 41:10)
Estoy muy cansado... Yo te haré descansar (Mateo 11:28-30)
Nadie me ama de verdad... Yo te amo (Juan 3:16 – Juán 13:34)
No sé como seguir... Yo te enseñaré el camino (Salmo 32:8)
¿Qué camino me conduce a Dios...? Mi Hijo Amado JESUCRISTO (1° Timoteo 2:5 - Hechos 4:12 - Juan 3:16)
Espero te ayude en tus momentos de angustia y desesperación.
Secciones: 

Leer la Biblia

Este post va enfocado a rescatar nuestro fé en Dios y a encontrar muchas respuestas en el manual de vida que nos ha dado el Padre.. la biblia. El siguiente escrito va de una presentación que llego a mi correo y la quiero compartir con todos y dice:
Cuando dices: Dios te dice Cita bíblica
Es imposible... Todo es posible (Lucas 18:27)
Me siento muy solo... No te dejaré, ni te desampararé (Hebreos 13:5)
Yo no lo puedo hacer... Todo lo puedes hacer (Filipenses 4:13)
No merezco perdón... Yo te perdono (1° Juan 1:9 – Romanos 8:1)
Tengo miedo... No temas, que yo estoy contigo (Isaías 41:10)
Estoy muy cansado... Yo te haré descansar (Mateo 11:28-30)
Nadie me ama de verdad... Yo te amo (Juan 3:16 – Juán 13:34)
No sé como seguir... Yo te enseñaré el camino (Salmo 32:8)
¿Qué camino me conduce a Dios...? Mi Hijo Amado JESUCRISTO (1° Timoteo 2:5 - Hechos 4:12 - Juan 3:16)
Espero te ayude en tus momentos de angustia y desesperación.
Secciones: 

Consejos Divinos

Sé como el sol.. levántate temprano y no te acuestes tarde ... Sé como la luna … brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor … Sé como los pájaros ... come, canta, bebe y vuela. Sé como las flores ... enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces. Sé como el buen perro, obediente , pero nada más que a su Señor … Sé como la fruta, bella por fuera, saludable por dentro … Sé como el día … que llega y se retira sin alardes. Sé como el oasis … da tu agua al sediento. Sé como la luciérnaga ... aunque pequeña, emite su propia luz. Se como el agua ... saludable y transparente. Sé como el río… siempre hacia adelante. Sé como Lázaro … levántate y anda. Sé como José cree en tus sueños ... Y por sobre todas las cosas sé como el cielo , la morada de Dios . -- Espero sea de tu agrado y te ayude un poco a reflexionar tu vida y a esperar en Dios.. el Dios de Isarel
Secciones: 

Consejos Divinos

Sé como el sol.. levántate temprano y no te acuestes tarde ... Sé como la luna … brilla en la oscuridad, pero sométete a la luz mayor … Sé como los pájaros ... come, canta, bebe y vuela. Sé como las flores ... enamoradas del sol, pero fieles a sus raíces. Sé como el buen perro, obediente , pero nada más que a su Señor … Sé como la fruta, bella por fuera, saludable por dentro … Sé como el día … que llega y se retira sin alardes. Sé como el oasis … da tu agua al sediento. Sé como la luciérnaga ... aunque pequeña, emite su propia luz. Se como el agua ... saludable y transparente. Sé como el río… siempre hacia adelante. Sé como Lázaro … levántate y anda. Sé como José cree en tus sueños ... Y por sobre todas las cosas sé como el cielo , la morada de Dios . -- Espero sea de tu agrado y te ayude un poco a reflexionar tu vida y a esperar en Dios.. el Dios de Isarel
Secciones: